samedi 2 juillet 2016

CHARLA SOBRE LA AMISTAD


CHARLA SOBRE LA AMISTAD

1

HACE UNOS AÑOS me invitaron a una escuela pública para dar una charla sobre LA AMISTAD.

Les conté a los niños (de entre 10 y 12 años), la siguiente historia:

Me han pedido que os hable acerca de la amistad y quiero contaros algunas historias para ver si somos capaces de definir qué es la amistad y si es interesante buscarla.

Vamos a situarnos en un colegio público —como el vuestro—  y entre niños de vuestra misma edad aproximadamente, pero la escuela será italiana en vez de española. Más tarde comprenderéis por qué.

 Os voy a presentar a unos niños que se llaman Garrone, Enrique, Nelli, Tonino. Todos ellos van a la misma clase.

 Garrone es un chico alto y grueso para su edad. Los pantalones le quedan estrechos.

 Enrique dice que cuánto más le conoce, más le quiere y lo mismo les ocurre a los demás. Cuando alguien mayor levanta la mano sobre un pequeño, grita éste: ¡Garrone! Y el otro ya no le pega. Cualquier cosa que se le pide (lápiz, goma, papel) la presta enseguida. Basta ver su cara para encariñarse con él. Los más pequeños quieren estar siempre junto a él. Deja que le digan cualquier cosa por broma y nunca lo toma a mal.

 Un día dio 50 céntimos a uno de la clase superior que lloraba porque le habían quitado el dinero y no podía comprarse su cuaderno.

 Enrique cuenta que le quiere mucho y que está muy contento cuando le estrecha la mano y dice que está seguro que Garrone haría cualquier cosa por defender a un compañero.

 2 

 Nelli es un niño que tiene la desgracia de tener un defecto físico y muchos niños se ríen de él y no quiere decirle nada de esto a su madre y llora por esta razón.

 Un día Garrone se levantó de su banco y dijo «Al que se meta con Nelli le doy un testarazo que le hago dar tres vueltas».

 Desde entonces nadie más volvió a meterse con Nelli. Así se hicieron amigos y Nelli tomó mucho cariño a Garrone.

 Garrone ayuda a Nelli cuando a éste se le cae un objeto y le cuesta trabajo recogerlo.

 Un día el director del colegio llamó a Garrone y le dijo que la madre de Nelli quería hablar con él.

 ¿Tú eres Garrone, el amigo de mi hijo, el protector de mi pobre niño?, dijo la madre de Nelli. La mujer era pobre y lo mejor que se le ocurrió fue quitarse de su cuello una cadena con una crucecita y colgarla del cuello de Garrone. ¡Toma, llévala en recuerdo mío, niño querido, en recuerdo de la madre de Nelli, que te da millones de gracias y que te bendice!

 3

Tonino era compañero de Garrone y un día enfermó gravemente.
Fueron a visitarle Garrone, Enrique y otro amigo.

Cuando llegaron a casa de Tonino éste estaba  muy enfermo e inconsciente, por lo que solamente pudieron acompañarle  junto a la cama en compañía de los padres del niño enfermo, que hacía varios días que no pronunciaba palabra.

Garrone se acercó a él y le susurró al oído: «Tonino, ánimo, pronto te pondrás bien y volverás a la escuela». Por un momento el niño abrió los ojos, pero los volvió a cerrar sin pronunciar palabra.

 Cuando ya iban Garrone y sus amigos escaleras abajo, el padre de Tonino les llamó y dijo: «Garrone, te ha llamado por tu nombre y después de varios días sin hablar, quiere que estés con él, ven enseguida». «Ojalá fuera una buena señal», dijo el padre.

 Garrone despidió a sus amigos y se quedó con Tonino.

 Los amigos quedaron impresionados por lo bueno que era Garrone.

 4

 Cuenta  Enrique que cuando volvió a la escuela después de las vacaciones recibió una noticia muy triste.

La madre de Garrone había muerto, les comunicó el director, a la par que les pedía que respetaran el terrible dolor que destrozaría el alma de Garrone.

 Una mañana, días después, entró Garrone en la clase.

Enrique dice que sintió una gran angustia en el corazón al verlo.

Garrone estuvo llorando en clase y el maestro nos hizo señas para lo dejáramos estar.

Yo, dice Enrique, hubiese querido decirle algo. Le puse una mano sobre el brazo y le dije: «No llores, Garrone».

A la salida nadie le habló. Todos pasaron a su lado con respeto y en silencio.

Todos querían tanto a Garrone que sentían el mismo dolor por lo que le había ocurrido que el dolor que sentía Garrone por la muerte de su madre.

 5

 Estas historias que acabo de contaros están sacadas del libro CORAZÓN, escrito por Edmundo de Amicis, escritor italiano del siglo XIX.

 Ahora comprenderéis por qué os hablaba de una escuela italiana.

Estas historias también ocurren en los colegios y escuelas españoles.

 6

Otra historia:

 Edward Lawrence, nació en Gales en 1888.

Este joven inglés se proponía ser arqueólogo, pero el destino le tenía reservada otra suerte.

Durante mucho tiempo los árabes habían vivido bajo el dominio turco.

Durante la I Guerra Mundial y estando destinado Lawrence como oficial del ejército  inglés en África, tuvo ocasión de trabar amistad con numerosos árabes.

 Ayudó a este pueblo a vencer su fatalismo en las guerras hasta la fecha y les infundió un espíritu de lucha y conquista de sus propias identidades.

 A finales de la guerra, en 1918, los árabes entraban triunfantes en Damasco, dando así por finalizada  la dominación turca.

 Con la ayuda de Lawrence nacieron países con entidad propia: Irak, Jordania, Arabia Saudita.

El pueblo árabe llegó a venerarlo como amigo por la ayuda inestimable que les prestó.

Ha pasado a la Historia con el nombre de LAWRENCE DE ARABIA y se han escrito libros y realizado películas sobre su vida.

 7

 Conclusiones:

  -            A ver, ¿qué es la amistad para vosotros?
  -          ¿Quién sabría señalar algunos actos de amistad?
  -          Según lo que acabamos de escuchar, ¿es bueno tener amigos?
  -          ¿Haces algo por conseguir amigos en el cole, en el barrio, en tu familia?
  -          ¿Por qué no te lo propones desde ahora si no los tienes? ¡Ya verás cómo te alegrarás!

 
---

 

 

 

1 commentaire:

J. R. Infante a dit…

Magnífico trabajo en todos los sentidos.-Saludos